¿Cómo favorece la lectura el desarrollo cognitivo?

La lectura como herramienta para favorecer el desarrollo cognoscitivo

¿Sabía que la lectura potencia el desarrollo cognitivo? Mediar el desarrollo cognoscitivo, mejora la capacidad de pensar.

Pensar bien es resultado de un proceso educativo. Aunque parezca difícil de creer, el pensamiento se educa. Pensar adecuadamente no es inherente al ser humano, implica utilizar funciones cognitivas.

El desarrollo cognoscitivo se refiere al cultivo de funciones que permiten aprender a aprender y generar la capacidad de conocer. Se usa cuando se recoge, procesa y comunica información. Esto incluye procesos como razonamiento, atención, memoria, resolución de problemas, toma de decisiones y manejo de emociones.

Fases del desarrollo cognoscitivo

1. Recolección de la información

En esta fase se utilizan procesos mentales para captar la materia prima que se pueda utilizar para pensar. El cerebro selecciona la información que cree conveniente. Este proceso implica:

Percepción clara y profunda: obtener datos a partir de los detalles y establecer relaciones entre los diferentes elementos. Es prestar atención para recoger la mejor información.

Exploración sistemática: es organizar y planificar la búsqueda de información. Requiere definir criterios para decidir lo que se recolectará y definir las estrategias de búsqueda.

Manejo de conceptos verbales: es discriminar y diferenciar a partir del dominio de vocabulario. En este sentido, la lectura comprensiva está íntimamente relacionada con la adquisición de vocabulario.

Orientación espacio-temporal: es establecer relaciones entre sucesos y objetos en el espacio y el tiempo. Las deficiencias en la función de orientación espacial, influyen notablemente en la lectura.

Necesidad de precisión: es recoger información de manera rigurosa. La persona que la usa, exige a sus sentidos obtener datos exactos, puntuales, concisos y fiables.

Atención a múltiples fuentes de información: considerar información de dos o más fuentes a la vez. Se refiere a captar a la atención simultánea de varias fuentes.

2. Elaboración de la información 

Se refiere a la organización y transformación de información que se ha recogido.

Comparación: establecer semejanzas y diferencias entre objetos, ideas, características o conceptos. Facilita deducir, categorizar y crear conceptos. La lectura influye en el pensamiento abstracto ya que facilita la organización e integración de unidades de información en sistemas coordinados y significativos. Solo a través de la comparación, una persona modifica sus conocimientos. Permite relacionar nueva información con la que ya se tiene.

Cuantificación: determina la cantidad de elementos de una realidad y, de esa manera, entenderla. Es la objetividad en la información.

Establecimiento de relaciones: conectar objetos, sucesos, ideas, pensamientos. Durante el proceso lector, las conexiones hay que deducirlas porque no están a la vista. Permite crear esquemas, llegar a conclusiones, deducir reglas y generalizar.

Inferencia: se refiere a extraer información nueva con base en la información conocida. Inferir es más fácil cuando más se conoce del tema.

Categorización: organizar a partir de criterios que permiten establecer semejanzas y diferencias entre objetos o sucesos.

Pensamiento hipotético: formular y comprobar hipótesis para explicar fenómenos o resolver problemas.

Visión global: facilidad para relacionar datos y apreciarlos en conjunto. Permite ver el todo como parte de un sistema.

3. Comunicación de la información 

Es la capacidad para comunicar lo aprendido, hallazgos, conclusiones, razonamientos y propuestas.

Control de respuestas: revisar y analizar respuestas antes de comunicarlas. Implica retomar los datos relevantes, evaluar si se consideraron todas las posibilidades, analizar consecuencias al comunicar y validar.

Lenguaje preciso: expresar ideas con claridad y exactitud.

Comunicación empática: es hablar considerando el punto de vista de los demás. Comunicación creativa: plasmar ideas propias de manera diferente a lo habitual.

Al promover la lectura desde la infancia:

  • se desarrollan funciones cognitivas,
  • se mejoran habilidades comunicativas (hablar, escuchar, escribir, leer),
  • se desarrolla la capacidad imaginativa,
  • se adquieren nuevos
  • conocimientos y
  • se promueve el ejercicio de la ciudadanía.
Ayúdanos a enviarte la información que necesitas.
Completa la encuesta.

 

Gracias por tu tiempo

Leave a Reply