Biografía de Miguel Ángel Asturias

Miguel Ángel Asturias nació en la ciudad de Guatemala el 19 de octubre
de 1899, en el barrio de la Parroquia.
Cuando apenas tenía cuatro años, su familia se trasladó a vivir a Salamá.
Asturias recuerda que fue ahí donde «…tuve contacto con los indígenas,
pero también con las piedras, con el barro, con los telares…» y «…aprendí la magia de mi país, las voces de mi país…».

» Read more

12 recetas para despertar el interés en la lectura (y una fórmula mágica que nunca funciona)

Por Irene Piedrasanta

Este es el título de la provocadora conferencia que el literato español Agustín Sánchez, doctor en Filología Hispánica, impartió el pasado 1 de febrero, en el auditorio del Instituto Guatemalteco Americano, IGA. Fue la primera de las conferencias internacionales que organizara Editorial Piedrasanta este año, con motivo de cumplir 70 años de haberse fundado.

A la invitación acudieron más de cuatrocientos docentes interesados en conocer por qué se muestran los jóvenes tan reacios a leer y el manejo de estrategias que los ayuden a formar buenos lectores.

» Read more

12 recetas para despertar el interés por la lectura

(Y una fórmula mágica que nunca funciona)

¿Por qué se muestran los jóvenes tan reacios a leer? ¿Existe algún filtro mágico capaz de enamorarlos de la lectura? ¿Qué habilidades conviene que desarrollen para que no abandonen la lectura? Y ¿Cómo deberíamos elegir los libros que leemos en el aula?

Durante su conferencia, Agustín Sánchez Aguilar buceará en la ciencia y la magia, la experiencia ajena y la intuición propia en busca de unas cuantas estrategias que nos ayuden a formar buenos lectores.

Intentará demostrar la función capital que desempeña la creatividad en la enseñanza eficaz de la literatura.

Hablar de libros en un aula debería de constituir una experiencia gratificante y placentera, incluso inolvidable… Pero no siempre es así. 

Agustín Sánchez

Parte 1

Parte 2

Robert Hill y su paso por Guatemala

Robert Hill, es especialista en idiomas y conferencista internacional, interesado en la lectura y el aprendizaje de lenguas. Graduado por la Universidad de Oxford en Lengua Inglesa y Literatura, ha publicado más de cuarenta libros e imparte talleres y conferencias en diferentes países del mundo.

En febrero de 2017,  Editorial Piedrasanta contó con la visita de este especialista en la lectura quien desarrolló un interesante taller.

Durante su ponencia ofreció a la comunidad docente estrategias para el desarrollo de destrezas y habilidades lectoras. Planteó actividades que propician la conexión emocional entre el lector y la obra así como ejemplos para trabajar las habilidades comunicativas.

Conozca un poco más del aporte y programa que desarrolla el dr. Hill en pro de la educación.

Entrevista a Robert Hill:  Entrevista-a-Robert-Hill-Tiching

#EducandoGeneracionesSiempre

El hallazgo y la publicación de las obras de Miguel Ángel Asturias

El hallazgo y la publicación de las obras de Miguel Ángel Asturias (1899-1974) que hoy pueden leer los niños y los jóvenes

Por Irene Piedrasanta

Miguel Ángel Asturias nació en la ciudad de Guatemala el 19 de octubre de 1899, en el barrio de la Parroquia, el más antiguo de la ciudad. Sus padres fueron Ernesto Asturias y María Rosales.  Cuando Miguel Ángel tenía cuatro años, su familia se trasladó a vivir a Salamá.  Asturias recuerda que fue ahí donde “tuve contacto con los indígenas, pero también con las piedras, con el barro, con los telares” y “aprendí la magia de mi país, las voces de mi país”. En Guatemala, todos tenemos un apodo o sobrenombre. A Miguel Ángel Asturias, sus compañeros del instituto lo llamaban “Moyas”. Muchos años después, cuando ya era un escritor famoso, algunas comunidades indígenas lo nombraron “el Gran Lengua”, recordando a los antiguos contadores mayas de historias que las iban leyendo e interpretando a partir de “pinacogramas” pintados en papel de amatl (códices), cuyo significado sólo ellos conocían[1]. En 1925, Asturias viajó a París y asistió a las clases sobre cultura precolombina que dictaba el profesor Georges Raynaud; ésta fue una época muy importante en su vida de escritor porque es cuando Asturias redescubre la cultura maya y algunas obras fundamentales indígenas, como el Popol Vuh, que después va a reinterpretar a lo largo de toda su obra. Miguel Ángel Asturias es uno de los grandes escritores latinoamericanos. Algunas características de su estilo: extraordinaria riqueza verbal; versos delirantes, sonoros y rítmicos; imágenes insólitas. Siempre, siempre, Asturias escribió como si hablara dormido.[2] Sus obras deslumbraron al mundo; en 1967, se le otorgó el Premio Nobel de Literatura. Quien fuera el más grande escritor guatemalteco murió en Madrid, España el 9 de junio de 1974.

En 1990, visité a Miguel, el hijo menor del escritor; lo visité para firmar los contratos que nos permitirían publicar las obras de su padre. Hablamos durante muchas horas. Algunos detalles que me contó sobre Guatemala, sobre la vida de su familia y la obra del gran escritor que fuera su padre, me servirían después para publicar tres inolvidables obras para niños y jóvenes.

Asturias escribió una sola obra “para niños”, por encargo que le hizo la editorial G.P., la cual se publicó en Francia, a finales de 1973, apenas un año antes de la muerte del autor. Esta breve novela, de seis capítulos, se llama “El Hombre que lo Tenía Todo Todo Todo”. Sobre ella me habló Miguel Ángel Asturias hijo. Cuando la leí, me di cuenta que esta novela no podía ser para niños, resultaba demasiado difícil de leer, tanto por el lenguaje como por el contenido. Pero la novela sí resulta apropiada para jóvenes (nivel medio y universitario). En ella se discurre sobre la riqueza, el poder y el amor, temas que apasionan a los jóvenes lectores.

Hice, además, otro descubrimiento: el capítulo número 6 de la obra podía funcionar como un cuento solo y podía ser leído y disfrutado por niños desde los 9 años; el texto tenía muchos diálogos y el lenguaje resultaba asequible para niños y niñas de esas edades. Así que lo publicamos en forma de cuento, con el mismo nombre. Este cuento ha sido llevado al teatro y al teatro de títeres; y Joaquín Orellana, el genial compositor guatemalteco, preparó una ópera basada en el cuento. De esta ópera se extrajo una cantata, la cual se montó, cantada por niños, en la inauguración de una FILGUA, Feria Internacional del Libro en Guatemala.

Miguel Ángel hijo también me contó sobre unos cuentos que su padre les había escrito a él y a su hermano, Rodrigo, cuando ambos eran muy pequeños. Siempre recordé esta conversación porque percibí que se trataba de algo extraordinario. Un día, al leer la novela “El Alhajadito” los encontré en la segunda parte del libro; eran cinco cuentos deliciosos, “Los cuentos del Cuyito”. Asturias no escribió estos cuentos para niños; los escribió en 1947 para sus hijos Rodrigo y Miguel Ángel, que en ese entonces tenían 8 y 6 años de edad.  Y son cuentos, pero fueron parte de las cartas que el autor les enviaba desde Guatemala hasta México, donde los dos niños vivían con su madre, Doña Clemencia Amado. Las cartas, cada una de las cuales incluía un cuento, están fechadas: 23 de enero, 5 de febrero, 19 de febrero, 5 de marzo y 20 de marzo de 1947. Estos son “Los Cuentos del Cuyito”, que se llaman así porque a Miguel Ángel hijo, su padre le llamaba “Cuyito”.  El matrimonio Asturias Amado vivía en esa época una crisis muy fuerte y ya se había planteado la separación definitiva; su dolor lo dejó plasmado en “Sonetos de amor acongojado”, que escribió al mismo tiempo que “Los Cuentos del Cuyito”. Las dos obras contrastan: “Sonetos…” es una obra de honda tristeza, mientras que en “Los cuentos del Cuyito” sobresalen las familias de animalitos que viven vidas felices (“Doña Palomita calienta el huevito y Don Palomón le alimenta el pico: que un maícito rico, que un migajón y… siempre un besito”). ¡Todo lo contrario de lo que experimentaba el gran escritor en la vida real!

Dos de “Los cuentos del Cuyito” resultan más accesibles (“Zopilotes blancos” y “Clarín Clarinero”) que los otros tres. Se necesitará la mediación de un adulto para que los niños puedan apreciar la belleza de estos cuentos, la musicalidad y la poesía que encierran. Para progresar en nuestra formación como lectores necesitamos lecturas que estén más allá de nuestro alcance presente; lecturas que no comprendamos a la primera ni del todo, pero a las cuales podremos volver una vez y otra en la vida.

“Los cuentos del Cuyito” y el cuento “El Hombre que lo Tenía Todo Todo Todo” son una primicia internacional de Editorial Piedra Santa, puesto que nunca antes se habían publicado. Por ello es que afirmamos que Miguel Ángel Asturias fue descubierto como gran escritor en Francia; pero es en Guatemala que lo hemos descubierto para la literatura infantil y juvenil.

Miguel Ángel Asturias es un autor imprescindible. Una de las claves para leerlo y disfrutarlo es hacerlo a lo largo de la niñez y la juventud, comenzando con las obras más accesibles. Leer y disfrutar “Hombres de maíz” no va a ser tan difícil, si antes hemos leído “El Hombre que lo Tenía Todo Todo Todo” y “Los cuentos del Cuyito”. Les proponemos la siguiente secuencia de lecturas, sin pretender que esta sea una ruta inexorable.

No. Título A partir de Observaciones
1 El Hombre que lo Tenía

Todo Todo Todo (cuento)

9 años Puede ser utilizado también en las Escuelas para Padres, porque trata de la vida de una familia. Los niños/as van a leer con más gusto un libro, si ven que sus padres también lo disfrutan.
2 Cuentos del Cuyito 12 y 15

años

Los cinco cuentos no presentan el mismo grado de dificultad; dos de ellos son de fácil comprensión (“Zopilotes…” y “Clarín Clarinero”), no así los otros tres. Por eso, señalamos dos edades para esta obra.
3 El Hombre que lo Tenia

Todo Todo Todo (novela)

 

15 años

Obra recomendada por el Barahona Center, de California, Estados Unidos
4 El espejo de Lida Sal 16 años Libro de leyendas, el género favorito de Asturias. El escritor Adolfo Méndez Vides opina que El espejo de Lida Sal “es un fino ejemplo que deberían utilizar los maestros de todo el país para la formación literaria de sus alumnos”.
6 Antología poética, (preparada por Enrique Noriega, Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias 2010) 12 años y

15 años

Abarca la gran variedad temática que caracterizó al autor: poemas cívicos, religiosos, amorosos, lúdicos, reflexivos y personales. Poesía de diversa dificultad. Obra recomendada por el Barahona Center, de California, Estados Unidos.

 

[1] Tomado de la conferencia que Miguel Ángel Asturias dictó al recibir el Premio Nobel de Literatura, el 12 de diciembre de 1967.

[2] Luis Alfredo Arango en el prólogo de “Páginas de lumbre de Miguel Ángel Asturias”, obra compilada por Francisco Morales Santos. Editorial Cultura, 1999.

1 2